jueves, 8 de octubre de 2009

Que es la obesidad?

http://www.elvacanudo.cl/tmp_images/288/noticia_14375_normal.jpg

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el Índice de Masa Corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.

Con excepción de las personas que son muy musculosas, aquellas cuyo peso supera en un 20 por ciento o más el punto medio de la escala de peso según el valor estándar peso/altura, son consideradas obesas. La obesidad puede ser clasificada como leve (del 20 al 40 % de sobrepeso), moderada (del 41 al 100 por cien de sobrepeso) o grave (más del cien por cien de sobrepeso). La obesidad es grave en solamente el 0,5 por ciento de las personas obesas.

Sin embargo no existe una definición satisfactoria para esta enfermedad, tampoco una proporción de peso a talla donde podamos definir que las enfermedades y complicaciones asociadas que limitan y acortan la vida.

La obesidad es una amenaza para la vida, es una enfermedad progresiva y crónica de proporciones epidémicas que afecta a todo el mundo.

Causas

http://herbaldiet.com.ar/newsletter/gifs/obe16.jpg

La obesidad es el resultado del consumo de una cantidad de calorías mayor que las que el cuerpo utiliza. Los factores genéticos y ambientales influyen en el peso del cuerpo, pero su interactuación para determinar el peso de una persona no está todavía aclarada.

Factores genéticos: investigaciones recientes sugieren que, por término medio, la influencia genética contribuye en un 33 por ciento aproximadamente al peso del cuerpo, pero esta influencia puede ser mayor o menor en una persona en particular.

Factores socioeconómicos: estos factores influyen fuertemente en la obesidad, sobre todo entre las mujeres. En algunos países desarrollados, la frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo que entre las de nivel más alto. El motivo por el cual los factores socioeconómicos tienen una influencia tan poderosa sobre el peso de las mujeres no se entiende por completo, pero se sabe que las medidas contra la obesidad aumentan con el nivel social. Las mujeres que pertenecen a grupos de un nivel socioeconómico más alto tienen más tiempo y recursos para hacer dietas y ejercicios que les permiten adaptarse a estas exigencias sociales.

Factores psicológicos: los trastornos emocionales, que durante un tiempo fueron considerados como una importante causa de la obesidad, se consideran actualmente como una reacción a los fuertes prejuicios y la discriminación contra las personas obesas. Uno de los tipos de trastorno emocional, la imagen negativa del cuerpo, es un problema grave para muchas mujeres jóvenes obesas. Ello conduce a una inseguridad extrema y malestar en ciertas situaciones sociales.

Factores relativos al desarrollo: un aumento del tamaño o del número de células adiposas, o ambos, se suma a la cantidad de grasas almacenadas en el cuerpo. Las personas obesas, en particular las que han desarrollado la obesidad durante la infancia, pueden tener una cantidad de células grasas hasta cinco veces mayor que las personas de peso normal. Debido a que no se puede reducir el número de células, se puede perder peso solamente disminuyendo la cantidad de grasa en cada célula.

Actividad física: la actividad física reducida es probablemente una de las razones principales para el incremento de la obesidad entre las personas de las sociedades opulentas. En algunas, los Estados Unidos, por ejemplo, la obesidad es hoy dos veces más frecuente que en el año 1900, aun cuando el término medio de calorías consumidas diariamente ha disminuido un 10 por ciento. Las personas sedentarias necesitan menos calorías. El aumento de la actividad física hace que las personas de peso normal coman más, pero puede que no ocurra lo mismo en las personas obesas.

Hormonas: Algunos trastornos hormonales puedes causar obesidad, como son el síndrome de Cushing, insuficiencia suprarenal, diabetes etc.

Lesión del cerebro: sólo en muy pocos casos, una lesión del cerebro, especialmente del hipotálamo, puede dar como resultado obesidad.

Fármacos: ciertos fármacos utilizados frecuentemente causan aumento de peso, como la prednisona (un corticosteroide) y muchos antidepresivos, así como también muchos otros fármacos que se utilizan para curar los trastornos psiquiátricos.

Síntomas

http://www.asismed.com.py/notas/obesidad.jpg

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo, incluso con un esfuerzo mínimo. La dificultad en la respiración puede interferir gravemente en el sueño, provocando la parada momentánea de la respiración (apnea del sueño), lo que causa somnolencia durante el día y otras complicaciones.

La obesidad puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos. Los trastornos cutáneos son particularmente frecuentes. Dado que los obesos tienen una superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más que las personas delgadas. Es frecuente asimismo la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas).

Complicaciones

Las personas obesas corren un riesgo mayor de enfermar o morir por cualquier enfermedad, lesión o accidente, y este riesgo aumenta propocionalmente a medida que aumenta su obesidad.

La obesidad abdominal se ha vinculado con un riesgo mucho más elevado de enfermedad coronaria y con tres de sus principales factores de riesgo: la hipertensión arterial, la diabetes de comienzo en la edad adulta y las concentraciones elevadas de grasas (lípidos) en la sangre. El motivo por el cual la obesidad abdominal incrementa estos riesgos es desconocido, pero es un hecho constatado que, en las personas con obesidad abdominal, se reducen con la pérdida notable de peso. La pérdida de peso hace bajar la presión arterial en la mayoría de las personas que tienen hipertensión arterial y permite a más de la mitad de las personas que desarrollan diabetes del adulto suprimir la insulina u otro tratamiento farmacológico.

Ciertos tipos de cáncer son más frecuentes en los obesos que en las personas que no lo son, como el cáncer de mama, de útero y de ovarios en las mujeres y cáncer de colon, de recto y de próstata en los varones. Los trastornos menstruales son también más frecuentes en las mujeres obesas y la enfermedad de la vesícula biliar se produce con el triple de frecuencia en ellas.

Tipos de obesidad

Según la distribución de la grasa corporal existen los siguientes tipos:

Obesidad androide: Se localiza en la cara, cuello, tronco y parte superior del abdomen. Es la más frecuente en varones.

Obesidad ginecoide: Predomina en abdomen inferior, caderas, nalgas y glúteos. Es más frecuente en mujeres.

Como se clasifica la obesidad?

Considerando su inicio, se clasifica como obesidad de la infancia o del adulto, considerando la distribución del exceso de grasa corporal en obesidad del tronco y hombros y obesidad de tronco y caderas, pero para propósitos de pronostico y tratamiento, la obesidad se clasifica de acuerdo al índice de masa corporal o IMC como clase I (moderada), Clase II (severa) o Clase III (mortal).

El IMC entre 25 y 29 es sobrepeso, excepto en personas con una estatura de 5 pies (150cm) o menor, donde la obesidad clase I se alcanza con un IMC de 27 y la clase III o mortal con IMC de 35 (en vez de 40). No existe un determinado índice de masa corporal (IMC) o proporción de peso a talla, en el cual podamos decir que las enfermedades asociadas que acortan la vida y la limitan, van a aparecer. Obviamente el riesgo de desarrollarlas es mayor entre mas alto el IMC y entre mas pronto la obesidad es corregida, mas enfermedades asociadas serán evitadas y prevenidas. Incluso esta clasificación es subjetiva, personas con obesidad clase I refieren síntomas de la clase III y presentan sus complicaciones, mientras otros que han sido diagnosticados como clase III, no los tienen, este ultimo ejemplo esta muy relacionado con la edad, sucede comúnmente entre gente joven, una vez que el sobrepeso y obesidad han aparecido, es solo cuestión de tiempo, esta es la razón por la que cada caso debe ser diagnosticado y estudiado de forma individual, el pronostico debe ser explicado al paciente así como las opciones de tratamiento. La persona que sufre de sobrepeso y obesidad, necesita ser diagnosticada tan pronto como sea posible independientemente de sus síntomas, ya que sin el diagnostico, no se puede discutir el pronostico con el paciente, tampoco establecer un tratamiento adecuado y por lo tanto el enfermo no disfrutara de una perdida significativa y constante de peso.

Como se mide la obesidad?

La obesidad generalmente se mide a partir de indicadores de sobrepeso, como el índice de masa corporal (peso en kilogramos sobre talla en metros al cuadrado), o bien por medio de indicadores de porcentaje y distribución de tejido adiposo en el organismo (como los distintos pliegues subcutáneos, o la razón circunferencia de cintura sobre circunferencia de cadera).

La prevalencia de obesidad y sobrepeso ha aumentado tanto en países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo.

En la Ciudad de México, en un estudio desarrollado en población adulta de nivel socioeconómico bajo se encontraron tasas de prevalencia de obesidad de 37% en hombres y 60% en mujeres.

Estudios en población adulta mexico-norteamericana en los Estados Unidos han encontrado tasas de prevalencia de sobrepeso ajustado por edad de 39.1% en hombres y 47.2% en mujeres y es debida a problemas étnicos y a cambios en la dieta al migrar a EU.

Obesidad en Adultos


Más que una cuestión de peso, la obesidad es una compleja enfermedad que pone en grave riesgo la salud de las personas, tanto así que quienes la padecen tienen tasas más altas de enfermedad cardiovascular y mortalidad por causas médicas.

De acuerdo a datos aportados por el Ministerio de Salud, cerca de un 66% de la diabetes mellitus tipo 2; 29% de la hipertensión y 22% de las enfermedades cardiovasculares (ECV) son atribuibles a la obesidad. Los costos totales en atención médica por esta enfermedad se estiman en un 5% en los países desarrollados y aún cuando no están debidamente cuantificadas las consecuencias psicosociales en términos de culpabilidad, depresión y baja autoestima, se sabe que éstas son considerables.

En el ranking internacional sobre obesidad publicado en febrero de 2007 por la revista Forbes, Chile aparece como el segundo país latinoamericano con el 65,3 por ciento de obesos, siendo sólo superado por México, quien presenta un 68,1 por ciento de obesos. A nivel mundial ocupan los lugares 23 y 19, respectivamente, detrás de los habitantes de las Islas del Asia Pacífico y Estados Unidos.

Este nada alentador panorama comprueba una vez más que la obesidad es más que una cuestión de kilos, ya que como reza el dicho nadie se muere de gordo , pero en el peor de los casos sí de enfermedades coronarias, hipertensión o diabetes.

Atentos a esta compleja realidad el Centro de Tratamiento de la Obesidad UC desarrolló diversas alternativas de programas integrales adecuados a las necesidades y características especiales de los pacientes.

El paciente, luego de ser evaluado, es atendido por un completo equipo multidisciplinario compuesto por nutriólogos, nutricionistas, diabetólogos, sicólogos, siquiatras, preparadoras físicas, enfermeras y en algunos casos cirujanos digestivos, quienes se preocupan de brindar una atención personalizada.

¿Cuáles son las consecuencias que la obesidad y el exceso de peso tienen para la salud?
http://www.ocamedi.com/mediac/450_0/media/OBESIDAD3.jpg

Las consecuencias que la obesidad y el sobrepeso pueden tener en la salud son numerosas y variadas, desde un mayor riesgo de muerte prematura a varias dolencias debilitantes y psicológicas, que no son mortales pero pueden tener un efecto negativo en la calidad de vida [18].

Los principales problemas de salud asociados a la obesidad y el exceso de peso son:

Diabetes de tipo 2
Enfermedades cardiovasculares e hipertensión
Enfermedades respiratorias (síndrome de apnea del sueño)
Algunos tipos de cáncer
Osteoartritis
Problemas psicológicos
Empeoramiento en la percepción de la calidad de vida

El grado de riesgo depende entre otras cosas de la cantidad relativa de exceso de peso, la localización de la grasa corporal, cuánto se ha subido de peso durante la edad adulta y la cantidad de actividad física. La mayoría de estos problemas pueden mejorarse adelgazando un poco (entre 10 y 15%), especialmente si también se aumenta la actividad física.

OBECIDAD INFANTIL

video
La obesidad infantil: un problema serio
Obesidad infantil

En 1901 se publicó el primer artículo sobre las complicaciones de la obesidad. Esto cambió el concepto de obesidad como sinónimo de salud, por el de una enfermedad.


Actrices

Desde entonces, las medidas promedio de las actrices y modelos han disminuido de forma importante, y los jóvenes y adolescentes obesos o con sobrepeso deben cargar con el peso adicional del rechazo social.

Colombia figura ya en el tercer lugar de Latinoamérica en los índices de obesidad, después de Brasil y México. No hay un estudio colombiano que muestre la magnitud general del problema, pero algunas investigaciones confirman una preocupante tendencia al aumento de peso de los colombianos:

La Asociación Colombiana de Obesidad y Metabolismo (ASCOM) realizó un estudio en 2001, entre los mayores de 18 años que asistían a la Registraduría Nacional por su cédula de ciudadanía y encontró que el cuarenta por ciento tenía sobrepeso y que el cuatro por ciento padecía de obesidad mórbida.

  • Un estudio que involucró a estudiantes de entre 5 y 12 años de centros de educación distrital de los estratos 1 y 2 de Bogotá encontró que el 2,9 por ciento de esta población tenía sobrepeso u obesidad, desvirtuando la creencia de que la obesidad se asocia con mejores condiciones de vida. En algunas familias, incluso, coinciden la obesidad y la desnutrición entre sus miembros.


¿Por qué es importante prevenir la obesidad en los niños y adolescentes?

  1. En la infancia se forman los malos hábitos alimenticios y de actividad física, y su modificación posterior es muy difícil. Por eso, un niño gordo tiene mayor probabilidad de ser gordo cuando grande. ¡La obesidad en la infancia se asocia con obesidad en la vida adulta hasta en el ochenta por ciento de los casos!
  2. La obesidad se relaciona con una mayor frecuencia de enfermedades del corazón, trastornos de las grasas como colesterol y triglicéridos, hipertensión arterial y diabetes en la vida adulta. También son más frecuentes los problemas psicológicos como depresión, pérdida de la autoestima, etc.



¿Cuales son los factores de riesgo para la obesidad infantil?


Colombia de tercer mlugar

Los factores de riesgo son condicionantes que pueden favorecer la aparición de una enfermedad, en este caso la obesidad. Entre los factores de riesgo para obesidad cabe citar:

  • Tener padres y/o familiares obesos.
  • Peso de más de 3,5 kilos al nacer.
  • Tener un estilo de vida sedentario, (con poco ejercicio físico).
  • Vivir en la ciudad.
  • Vivir en zonas frías.
  • Provenir de una familia disfuncional (con problemas de relación graves).
  • Consumir frecuentemente golosinas, gaseosas y embutidos.
  • Consumir muy pocas frutas y verduras.
  • No recibir lactancia materna.
  • Consumir en la dieta muchas grasas.
  • Ve televisión por más de tres horas al día.


¿Cómo se hace el diagnostico de obesidad o sobrepeso en los niños y adolescentes?


Se hace usando las medidas de peso y talla comparadas con las tablas ajustadas a la edad y genero del menor, por esta razón el diagnóstico es más complejo que en los adultos e idealmente deberá hacerlo el médico pediatra o de adolescentes.

¿Los niños y adolescentes con obesidad deben hacer dieta para bajar de peso?


Factores de riesgo

NO.A diferencia de los adultos el tratamiento de la obesidad infantil no tiene como objetivo la reducción de peso sino el mantenimiento estable del mismo. Esto se debe a que el crecimiento en talla logrará balancear la relación y disminuirá el porcentaje de grasa.

La restricción de calorías para “hacer perder peso a un niño” puede desacelerar su crecimiento.

¿Cómo debe ser la dieta de los niños con obesidad?

En los niños deberá preferirse las comidas ricas en verduras y frutas, motivándolos permanentemente con explicaciones y consejos sobre la importancia de una alimentación sana. Deben estimularse los cambios en el estilo de vida y el incremento de la actividad física de toda la familia.

En los niños deberá preferirse las comidas ricas en verduras y frutas, motivándolos permanentemente con explicaciones y consejos sobre la importancia de una alimentación sana. Deben estimularse los cambios en el estilo de vida y el incremento de la actividad física de toda la familia.

¿La obesidad en los niños se puede deber a otras causas diferentes de la comida?


Solamente el uno por ciento de los niños obesos presenta algún trastorno endocrinológico. Las razones más frecuentes de peso aumentado y obesidad en los niños guardan relación directa con sus hábitos alimenticios.

¿Cuándo se debe tratar el problema?


En realidad, la obesidad en los niños se debe prevenir desde su concepción. Los padres que esperan un hijo, pueden desde la gestación conversar y aprender sobre la importancia de una alimentación saludable, y ponerla en práctica desde que el niño nace.

Los niños y adolescentes obesos o con sobrepeso, mayores de tres años, son los que se beneficiarán más de un programa de tratamiento, evitando así la obesidad en la vida adulta.

obecidad infantil, un problema de peso

http://cienciaaldia.files.wordpress.com/2009/06/cada_ano_diagnostican_obesidad_a_400_000_ninos_de_la_ue_originalarticleimage.jpg

La obesidad es el aumento de grasa por encima de lo establecido en el ser humano. Durante la niñez, si el pequeño come en exceso, tendrá más probabilidades de sufrir de sobrepeso en la edad adulta.

La función de las calorías es aportar energía y la única forma de almacenarlas es a través de la grasa del cuerpo. Pero lo que ocurre en el organismo del infante obeso es que se consume un número elevado de calorías y no quema las suficientes, explica el endocrinólogo pediatra Showkry Abdala.

El nivel de gordura de un niño puede deberse a causas patológicas o ambientales y según un estudio realizado a 85 niños por el endocrinólogo, hay factores sociales que determinan la obesidad y tienen que ver con la alimentación que tenga la persona que cuida al niño.
Desde los 6 meses, el bebé come alimentos sólidos y sube rápidamente de peso. Las células grasas pueden aumentar de tamaño, pero también duplicarse y si esto último ocurre durante los primeros dos años de vida o en la etapa de la pubertad, el proceso es irreversible, aclara la nutricionista Alicia Cleves.

“Hay que educar a las abuelas, para que entiendan que gordura y salud no son sinónimos; al contrario, que el niño gordo es un niño enfermo”, afirma el especialista.

Showkry Abdala comenta: “cuando el niño no consume todo, comienza la negociación: ‘si comes te doy una chocolatina’; esto hace que el pequeño coma más de lo que necesita”.

¿Qué son las bebidas hipercalóricas?

http://psicologia.laguia2000.com/wp-content/uploads/2008/11/obesidad-y-tabaquismo.jpg

Son las que tienen mayor aporte de calorías con relación a cualquier otra. Se deben utilizar en niños desnutridos, para ayudarles a equilibrar el peso con respecto a la talla. Si se usan en niños sanos pueden causar obesidad, explica la nutricionista Alicia Cleves.

La caspiroleta o el candíl, que se hace con leche, huevo, canela y azúcar, es un ejemplo de este tipo de bebidas. Pero si la concentración de los nutrientes aumenta más de lo debido, puede causarle diarrea al niño.

Estos líquidos no abren el apetito, lo que hacen es llenar al niño. Lo ideal es que se den después de que haya comido su alimento normal.

Consecuencias

http://www.minuto59.com/wp-content/uploads/2009/09/obesidad-nino.jpg

Comúnmente con la obesidad llegan los problemas óseos, que causan deformidad en las piernas, y los inicios de los desórdenes metabólicos que tienen que ver con altos niveles de colesterol, de glicemia y triglicéridos.

La capacidad respiratoria de los gordos disminuye. También se quedan dormidos en clase y se les dificulta hacer deporte. A nivel sicológico, el niño se aísla porque sus compañeros usualmente lo molestan por su físico. En las niñas, estéticamente influye porque salen las primeras estrías.

El sobrepeso hace que el niño crezca más rápido y su pubertad es precoz. Al comienzo se ve alto, pero realmente su estatura será pequeña al terminar su desarrollo.
En el futuro, el niño podrá ser diabético, hipertenso y posiblemente tendrá problemas cardiovasculares.

Lo ideal es el control con el pediatra. Las dietas restrictivas no son buenas, lo que se debe hacer es un plan nutricional sano, plantea la nutricionista.

jueves, 1 de octubre de 2009

Obesidad en animales


http://mas.laopiniondemalaga.es/entremascotas/wp-content/uploads/2009/08/perro-obeso-3.jpghttp://estaticos.20minutos.es/img/2008/11/17/896070.jpg


Fuerte aumento
de mascotas
con kilos de más
en Santiago





Mascotas XL

Los Médicos veterinarios advierten que el 20% de los perros y gatos domésticos de Santiago de Chile padece sobrepeso y obesidad, producto de malos hábitos alimenticios y falta de actividad física. El problema es que el fenómeno va en aumento, lo que incluso ha impulsado al Colegio Médico Veterinario a no descartar el inicio de una campaña.

Al igual que los humanos, las mascotas también deben velar por mantener un peso ideal, pues la obesidad animal puede provocar los mismas dificultades médicas que en el hombre.

Uno de los errores más recurrentes, es suministrar comida casera, generalmente no apta para mascotas, provocando problemas metabólicos que conducen a sobrepeso.

“A mi perrita ‘Puppy’ la alimento con la comida que hay en casa. Come de todo, incluso hasta galletas y chocolates. Últimamente se ha puesto un tanto gordita porque no la saco a pasear mucho. Como medidas de precaución se le suprimió el consumo de pan y la sacamos a pasear el fin de semana”, comenta Pilar González, dueña de una perra Cocker.

Conductas como estas suceden a diario en todo el mundo, comenta Luís Tello, docente de Medicina Veterinaria de la Universidad de Chile. “La presencia excesiva de grasa corporal, gatillada por malos hábitos nutricionales y el sedentarismo, trae el fantasma de la obesidad en las mascotas, siendo una de las enfermedades que más se registran en perros y gatos en las clínicas veterinarias”.

Según estudios desarrollados en fichas clínicas de perros y gatos entre 1998 y el 2003, por las universidades Iberoamericana y Mayor respectivamente, las mascotas con sobrepeso bordeaban el 20% en Santiago (no existen estudios en regiones), cifras que van en franco progreso.

Tanto aumentó este problema en los últimos dos años, que diversas universidades que imparten la carrera de veterinaria han incluido cátedras y seminarios para enfrentar de mejor forma el manejo nutricional y el peso de los regalones.



Tendencia en aumento

Mientras el problema de las mascotas con rollos avanza de manera preocupante en nuestro país, en otras naciones el problema ya es mayúsculo, advierte el veterinario Iván López , representante de Hill’s Pet Nutrition (empresa de alimentos para mascotas). “Estudios demuestran que en Estados Unidos los problemas nutricionales han provocado que el 50% de los perros y gatos que se controlan periódicamente sufran obesidad. En Gran Bretaña la frecuencia de perros gordos detectados en clínicas bordea el 30%”, sostiene.

El problema de la obesidad animal está alcanzando los mismos niveles que en los humanos. Las escuelas veterinarias han comenzado a incluir ramos de nutrición en sus mallas para controlar este explosivo fenómeno.

A tal punto ha llegado el problema, que el Colegio de Médico Veterinario no descarta iniciar una campaña nacional para controlar la obesidad animal. “Si no se toman medidas, el problema seguirá aumentando”, advierte Luís Godoy, presidente del organismo.

“Cuando el peso de una mascota está hasta un 15% por encima de su peso ideal, se puede considerar excedida de peso. Si está más del 15% por encima de lo ideal, entonces es obesa. Las causas del sobrepeso pueden ser variadas, por eso es recomendable consultar siempre a un especialista”, agrega.

Godoy advierte que el aumento de peso en las mascotas es normalmente el resultado de un incremento en la grasa corporal, producida por consumir alimentos en exceso y producto de que no queman la energía suficiente por falta de ejercicio.

“Si se obtiene más energía de los alimentos de la que se consume, la diferencia será almacenada como grasa en el organismo”, sentencia.

La mascota que alcanza y mantiene este peso puede llevar una vida más larga, energética y saludable.

Juan Ignacio Egaña, médico veterinario de la Universidad de Chile complementa el cuadro proyectado sobre los trastornos del sobrepeso en mascotas. “El problema de fondo, finalmente radica en las dietas caseras, puesto que no son preparados balanceados y no contienen todo lo que el gato y el perro necesitan, ya que tienen deficiencias en algunas vitaminas y minerales, constituyendo el principal problema a controlar”.

De esta forma, la obesidad se relaciona principalmente con el tipo de alimentación que se proporciona a un determinado animal y la cantidad de alimento suministrado o consumido por la mascota. Es decir, qué y cuánta comida se le da.


Peligros del sobrepeso

El exceso de peso en los perros puede reducir su capacidad de soportar cirugías y recuperarse de enfermedades. Los perros obesos tienen una expectativa de vida más corta que los perros normales.

Al igual que en humanos, el sedentarismo es factor preponderante en la obesidad de las mascotas. Una rutina de ejercicios colabora decididamente en evitar el problema.

Por lo general, la obesidad es el resultado de una ingestión calórica más alta que lo que el cuerpo utiliza para su normal funcionamiento, pero también puede ser resultado de defectos hereditarios (genética), problemas hormonales o glandulares, falta de ejercicio, o una combinación de varios de estos factores.

Si usted posee un animal con evidente sobrepeso, lo recomendable es llevarlo al veterinario para que diagnostique cuál es el origen del problema. El veterinario también determinará el peso ideal para que su perro o gato inicie una dieta adecuada con algún producto para controlar el peso.

Al momento de iniciar una dieta, evite las golosinas, y provea a su perro o gato con una rutina de ejercicios, como salir a caminar, pues además de ayudar de quemar calorías, el animal se recrea y elimina estrés.

Para asegurarse de que estas medidas están funcionando, mantenga un registro de peso semanal o mensualmente. Si no observa ningún progreso en un período de uno a dos meses, consulte nuevamente con su veterinario. Finalmente, elabore un programa para ayudar a su mascota para mantenerse en el peso ideal.


Consecuencias y prevención

En muchas especies animales la obesidad produce serios riesgos para la salud, además de una importante reducción en la calidad de vida, pues trae como consecuencia una serie de enfermedades, como la diabetes mellitus; enfermedades del hígado; alteraciones cardíacas e hipertensión; problemas articulares; mayor susceptibilidad a infecciones; problemas dermatológicos; retención de líquidos; dificultades respiratorias e intolerancia al ejercicio; trastornos reproductivos, intolerancia al calor, entre otras.

Pero el problema no termina una vez llegado al peso ideal, pues luego hay que lograr el mantenimiento de ese peso. Para ello se suministra una dieta de mantenimiento y se debe continuar los controles periódicos.

Aquí resulta recomendable utilizar los alimentos balanceados, por tener una composición uniforme y ser fácilmente dosificable las raciones.

En el mercado existen una serie de alimentos Light para las mascotas, que pueden atenuar los problemas. Sin embargo, para evitar estas medidas, la prevención es fundamental y ésta debe comenzar desde los primeros meses de vida de un animal.

Para evitar la obesidad se debe suministrar solamente la cantidad necesaria de alimento para cubrir los requerimientos energéticos, dependiendo de la edad y la raza de las mascotas, además de controlar permanentemente su peso.

El zoológico de Santiago maneja un exitoso plan alimenticio para evitar que los animales sufran sobrepeso. Hoy existe uno solo en esta condición, un jaguar que sufre hipotiroidismo. Jaguar guatón

En el Zoológico Metropolitano existe sólo un caso de un animal exótico con problemas de sobrepeso. Se trata de un jaguar con hipotiroidismo, el cual está siendo sometido a una estricta dieta alimenticia.

Mauricio Fabry, director del zoológico señala que “desde hace tres años se instauró un programa para evitar casos de obesidad en felinos y otros animales, el cual ha tenido gran éxito, pues todos los demás animales se encuentran en perfecto estado nutricional”.

Los roedores, aves y reptiles también pueden padecer obesidad, sobre todo en condiciones de cautiverio. En el Centro de Rehabilitación de Fauna de la Corporación por la Defensa de la Fauna y Flora (Codeff), tienen media docena de loros a dieta, pues presentan problemas de obesidad producto de la mala alimentación a la que fueron sometidos cuando permanecían en manos de particulares.


Factores que agravan la obesidad

  • Castración (por la baja de testosterona, disminuyen la actividad física).
  • Alimentos muy palatables aumentan la demanda de alimentos.
  • Razas predispuestas.
  • Propietarios permisivos, con sobrepeso, ancianos y que viven solos.
  • Utilización de distintos tipos y/o marcas de alimentos en el mismo día (esto aumenta el consumo global).
video